El próximo sábado 17 de septiembre comienzan las terapias de la Asociación Catalana del Síndrome de Rett.

Lo hacemos, un año más, en el Centro Cívico Can Felipa de Barcelona.

Retomamos nuestra terapia con perros, de la mano de Itacan, la terapia de musicoterapia, de la mano de Ressò, y próximamente, la terapia de Comunicación, de la mano del equipo de Maria Traid.

Este año, la Associación Catalana del Síndrome de Rett subvencionará a 4 familias la terapia de perros, a 16 familias la terapia de musicoterapia ya 26 familias la terapia de comunicación.


TERAPIAS DE LA ASOCIACIÓN

• Terapia asistida con perros (ITACAN)

Actividades enfocadas a trabajar necesidades específicas en el ámbito de la discapacidad (estimulación sensorial, estimulación cognitiva, psicomotricidad y sociabilización).

Con la introducción de un perro en una terapia convencional, la motivación del usuario para realizarla aumenta considerablemente, de esta forma los profesionales logran alcanzar los objetivos con mayor facilidad.

Con una buena obediencia y educación se consiguen fuertes vínculos de comunicación con el animal basados ​​en intercambios previsibles y controlados, para que el perro de terapia responda siempre de manera apropiada a cada una de las situaciones que se presenten.

Los beneficios de las Terapias asistidas con perros son numerosos: mejoran la relación del usuario con el entorno, mejoren la sociabilización, son una excelente herramienta de motivación, reducen la presión arterial y el estrés, ofrecen contacto físico, reducen la resistencia a la terapia, aumentan la autoestima, desinhiben a las personas, desarrollen la empatía, rompan la rutina, etc.

• Musicoterapia (RESSÓ)

La musicoterapia se define como “la aplicación de los elementos musicales (melodía, armonía, ritmo) y de los parámetros sonoros, por un musicoterapeuta profesional, para lograr objetivos específicos, abrir canales de comunicación y mejorar la calidad de vida.

La Musicoterapia fue recomendada por el pediatra suizo Dr. Andreas Rett, que da el nombre a esta patología, ya que era una disciplina bien aceptada por las Niñas Rett y es adecuada para facilitar y motivar la interacción con el entorno.

Muchas familias observan que las niñas tienen una gran sensibilidad frente a la música y que despierta sus ganas de comunicar. Las sesiones de musicoterapia pueden brindar a las niñas un espacio para que puedan encontrar formas no verbales de comunicación, expresar emociones a través de la música y los
sonidos, ampliar y agilizar sus movimientos, y mejorar su calidad de vida.

Beneficios: durante las sesiones se otorga a las niñas una atención integral, cuidando todos los aspectos que forman parte de su bienestar psicofísico y social. Por esta razón se trabajarán las cuatro áreas principales del desarrollo: cognitiva, sensoriomotriz, comunicativa y emocional.

Por lo tanto, si bien cada área tiene sus objetivos específicos, las actividades actuarán sobre ellas de forma conjunta y coherente.

• Terapia de comunicación

Eye-Tracking es un nuevo acceso a los sistemas de comunicación aumentativa y alternativa (CAA) para las niñas con Síndrome de Rett.

El proyecto pretende ofrecer un servicio socio-asistencial, complementario a los servicios públicos, y dirigido a las niñas con síndrome de Rett de Cataluña, implementando la actividad de estimulación EYE-TRACKING en la sede de la entidad.

Una atención directa mediante un servicio de estimulación comunicativa a través de una tecnología innovadora de seguimiento visual para las personas con ausencia de lenguaje, con la que se pretende apoyar y reforzar el trabajo en neurorehabilitación y desarrollar al máximo las capacidades de las niñas Rett.

El eye tracking, permite hacer un seguimiento visual, con el ordenador como herramienta, para acceder a una forma de “comunicación” con la niñas Rett. Es un dispositivo pensado para personas que no pueden hablar, ni usar las manos. La actividad consiste al enseñar a usar los ojos como ratón. A medida que las afectadas adquieren más dominio de su mirada, se hacen más aprendizajes y se logra una comunicación.

Esta tecnología recoge y analiza la información de los movimientos de los ojos de la persona afectada, posibilitando el control del ratón en ordenadores y tabletas y el control del móvil con tan solo la mirada.

Actualmente, la actividad es quincenal, con sesiones individuales de 40 min, dirigidas por la logopeda Maria Traid, especialista en la materia.